Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies
El Ayuntamiento de Albacete exige el pago del 'sello' a tres mil discapacitados exentos en 2011 | disacc.es
Horarios de atencion
www.disacc.es

El Ayuntamiento de Albacete exige el pago del 'sello' a tres mil discapacitados exentos en 2011

Tras enviar los recibos, las reclamaciones han llevado a la Concejalía de Hacienda a estudiar si ha habido erores propios o del IMAS

www.disacc.es

Más de tres mil personas con una discapacidad superior al 33% reconocida por organismos como el Instituto Nacional de la Seguridad Social, el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Economía han recibido en las últimas dos semanas una sorpresa en forma de recibo del 'sello' municipal.

En los años anteriores gozaban de una exención total en el abono de ese tributo, pero un cambio en la interpretación de la normativa y una posible confusión entre el Ayuntamiento y la Comunidad Autónoma en el manejo de las bases de datos les han colocado en la lista de los que han de pagar.

El abono del Impuesto Municipal de Vehículos supone 143 euros para los coches de la categoría más común. Y según los recibos girados a los discapacitados, también ellos tienen que afrontar ese pago.

«Con una pensión de 3.500 euros por una dolencia pulmonar del 50%, decretada por la Seguridad Social, es increíble que mi mujer haya sido incluida como contribuyente. No pueden hacer distinciones sin avisar», se quejó el marido de una de las afectadas. Ambos prefirieron mantener el anonimato. El envío de estos recibos se debe a que el Ayuntamiento decidió aplicar este año el pronunciamiento realizado por el Ministerio de Hacienda en una consulta vinculante del 6 de abril de 2011.

Esa consulta llevó al organismo estatal a poner en duda la aplicación de una norma de 2003 que hasta ahora se utilizaba para justificar la exclusión generalizada del pago del sello. A ella se acogían todas las personas con un grado de discapacidad de más del 33%, fuera cual fuera el organismo que lo acreditara. En la respuesta a la citada consulta, el Ministerio indica que la ley de 2003 «no regula ningún aspecto relacionado con el ámbito tributario» y solo establece «medidas para garantizar y hacer efectivo el derecho a la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad», conforme a la Constitución. El dictamen concluye que «entre las especificaciones de la ley no se encuentra medida tributaria alguna».

Criterios y valoraciones

La concejalía de Hacienda, reconoció que es posible que la aplicación a rajatabla de esta medida haya conllevado errores y algún grado de precipitación. Por eso, la edil y sus técnicos llevan varios días en contacto con el Instituto Murciano de Acción Social (IMAS) para ver si son las listas que les remitieron los que falla, dado que excluyen a 3.000 personas.

Los discapacitados consultados por este diario se quejaron de que, tras llegarles a su casa el recibo, han tenido que ir de ventanilla en ventanilla sin recibir una respuesta coherente sobre por qué se les pide ahora un pago del que no tenían que afrontar antes. Desde la Concejalía de Hacienda aseguraron que a todos los que han acudido a su oficina tributaria se les ha entregado unos papeles en los que se explican las razones. Además, se les ha pedido que vayan al IMAS, porque solo si éste certifica oficialmente que tienen un 33% más de minusvalía podrán estar exentos del impuesto, explicaron fuentes municipales.

El problema con el que se han encontrado estas personas es que, al solicitar ese certificado, el IMAS les ha exigido el pago de una tasa de 20 euros. «Se nos ha dicho que no era necesario, que el Ayuntamiento ya tenía esas certificaciones y que por una nueva expedición había que pagar ese dinero», indicó una de ellas. Desde el IMAS subrayaron que sus técnicos ya se han puesto a trabajar para darle una solución al problema de duplicidad de certificaciones, de entre la cuales unas sirven para conseguir la exención y otras no.

Por lo que respecta al Ayuntamiento, la concejala pidió paciencia y un poco más de tiempo para analizar cuántos de los 3.000 contribuyentes podrían obtener la certificación del IMAS, homologar su situación y quedar liberados y cuántos no lo conseguirán y tendrán que pagar el impuesto.

Compartir

Opiniones deja tu opinionDeja tu Opinión
No existen opiniones para este elemento.

Arriba OpiniónOpinión Enviar a un amigoEnviar a un amigo Volver AtrásVolver Atrás

Valid XHTML 1.0 Transitional ¡CSS Válido! rss 1.0 rss 2.0